10 PREDICCIONES PARA 2014

Artículo escrito por José Alberto León Alonso, y publicado en la revista BINTER del mes de enero de 2014.

Con una caída del PIB en torno al 1,3%, una destrucción de alrededor de 200.000 empleos durante el año y 5,9 millones de desempleados, 2013 será recordado como el año de la salida de la recesión y el punto de inflexión para la salida de la crisis.

Después de un año 2012 en el que España estuvo cerca del abismo y la ruina, 2013 ha resultado un año más tranquilo desde el punto de vista macroeconómico, con la prima de riesgo descendiendo hasta los 220 puntos básicos y los inversores extranjeros retornando en manada a nuestro país. Sin embargo persisten graves problemas estructurales, como las elevadas tasas de paro y déficit, y una deuda pública acumulada que superará el 100% de nuestro PIB a finales de año.

¿Qué podemos esperar del año 2014? Suele ser un ejercicio recurrente de algunas revistas económicas y bancos de negocios del mundo anglosajón atreverse a predecir una serie de hechos concretos para el año entrante y contrastar al año siguiente el acierto obtenido. El pasado año me permití imitarlos con siete aciertos sobre un total de diez predicciones, lo que me anima a intentar afinar aún más en este artículo, aunque el grado de incertidumbre de la coyuntura económica sigue siendo muy elevado. Así que estas son mis diez predicciones económicas para el año 2014:

1. El PIB de España crecerá por encima del 1% en 2014. La economía española inició en el tercer trimestre del año un tímido crecimiento que se consolidará a lo largo de 2014. Aunque la totalidad de los servicios de estudios, el propio Gobierno y los organismos internacionales auguran crecimientos del PIB entre el 0,3% y el 1%, nuestras previsiones son más optimistas pues auguramos un crecimiento superior al 1%, con las cifras de consumo y empleo recuperándose con un vigor mayor del previsto.

2. Canarias crecerá un 1,5% o más durante 2014. El crecimiento del PIB de Canarias será superior al nacional debido al empuje del sector turístico, que promete alcanzar cifras históricas en cuanto a su número de visitantes.

3. La prima de riesgo española será inferior a los 150 puntos. Como fruto de esa mejoría económica la prima de riesgo se reducirá en algún momento de 2014 por debajo de los 150 puntos básicos, desde los alrededor de 220 p.b. actuales.

4. El número total de turistas superará en Canarias los 12,5 millones. En 2014 se establecerá un nuevo record de turistas totales, pues crecerán tanto los turistas extranjeros como los nacionales. Los primeros lo harán por la inestabilidad política en el Magreb, y los nacionales por le mejoría económica. En 2013 la cifra total de turistas rondará los 12 millones de visitantes.

5. El número de desempleados en España se reducirá por debajo de los 5,6 millones, desde los más de 5,9 millones de desempleados actuales. Tanto el sector exterior como el consumo interno tirarán por una vez en la misma dirección y permitirán el crecimiento y la creación de empleo. Como muestra la historia económica, la secuencia que se sigue hasta recuperar el empleo tras una crisis suele ser la siguiente: 1º Superávit en la cuenta corriente, que se produjo a principios de 2013; 2º Crecimiento del PIB, que comenzó en el segundo semestre de 2013; y 3º Reducción del desempleo, que se producirá en 2014. Sin embargo, no toda la reducción del desempleo se deberá a la creación de puestos de trabajo, sino que parte de él será producto de la reducción de la población activa, por la salida al extranjero de la población extranjera residente en nuestro país y, en menor medida, de españoles en busca de mejores perspectivas laborales.

6. El número de desempleados en Canarias caerá por debajo de las 380.000 personas, desde los 393.000 desempleados actuales. Canarias no será ajena a la creación de empleo a escala nacional, pero su población activa seguirá creciendo, a diferencia de lo que ha ocurrido en el conjunto de España, de modo que la reducción del número de desempleados será menos relevante que en el conjunto de España.

7. El déficit público será inferior al objetivo del 5,8%. Un crecimiento económico por encima de lo esperado permitirá que cumplamos con el objetivo de déficit público, pues la recaudación de impuestos crecerá más de lo previsto en virtud de la mejoría del ciclo económico.

8. El precio de la vivienda se estabilizará. Partiendo de una caída de los precios de los inmuebles de alrededor de un 8% en tasa interanual durante 2013, en 2014 los precios del mercado inmobiliario cesarán en su caída en tasa interanual y ese año se convertirá en el primero desde el inicio de la crisis en el que los precios se estabilicen o incluso crezcan débilmente.

9. La bolsa española crecerá un 15% a lo largo de 2014. La recuperación de la economía española y unos valores relativamente baratos permitirán este crecimiento incluso después de haber subido un 20% desde septiembre. El índice CAPE (Cyclically Adjusted Price Earnings o ratio precio-beneficios ajustado cíclicamente) para España está por debajo de 12 cuando su media histórica es de 17, así que los valores bursátiles están baratos en comparación con su media histórica y aún les queda recorrido al alza.

10. El crédito vivo para las actividades productivas comenzará a crecer. Después de una intensa reducción del crédito a los sectores residentes para financiar actividades productivas, que ha llevado el volumen de crédito vivo concedido a los sectores productivos a caer desde una cifra superior al billón de euros en 2008 hasta los 700.000 millones de euros en los que finalizará previsiblemente 2013. En el año 2014 las empresas solventes iniciarán un nuevo ciclo de inversiones parcialmente financiadas por crédito para hacer frente al incremento de la demanda, que llevará el volumen de créditos vivos a superar las cifras de cierre del año 2013 por primera vez desde 2008.

En resumen, tal y como vaticinaba hace un año, a finales de 2013 estamos mejor que un año antes, pero solo porque estamos saliendo del túnel, una salida que entonces apenas se vislumbraba. A finales del próximo año estaremos aún mejor, pues habrá comenzado la creación de empleo y la salida de la crisis, aunque lamentablemente aún tardaremos bastante en reducir nuestras elevadas tasas de desempleo hasta niveles aceptables. ¡Feliz 2014!